Comunicado de las Juventudes Libertarias de Cádiz en apoyo a lxs compañerxs detenidxs el 28N en Madrid.

El pasado día 28 de Noviembre, varixs compañerxs de las Juventudes Libertarias de Madrid, así como integrantes de otras organizaciones políticas y sociales fueron detenidxs acusadxs de participar presuntamente en los hechos ocurridos el 20N en la Universidad Complutense, donde fue atacada la sede del grupo ultraderechista Foro Universitario Francisco de Vitoria, ubicada en dicho campus. Los delitos que se les imputan pasan por agresiones, daños y delitos contra el ejercicio de derechos fundamentales y libertades. 

Las detenciones se producen a lo largo de la mañana, con lo cual se convoca por la tarde una concentración en solidaridad con las personas detenidas en la comisaría de Moratalaz. Alrededor de unas 400 personas exigen en los aledaños de la comisaría la libertad de lxs detenidxs, a lo que la policía responde con cargas y nuevas detenciones. En total 30 personas detenidas entre las 19 de la mañana y las 11 de la concentración.

Compañerxs detenidxs en comisaria, mientras en la calle quienes acuden a solidarizarse son recibidos con golpes y porrazos por parte de las fuerzas de seguridad, el brazo ejecutor de la violencia de Estado.

Ante estos hechos, podemos afirmar tajantemente que el gobierno en su afán por mantener el control de la situación, ha llevado a cabo en Madrid una caza de brujas hacia personas que están cuestionando de forma clara el sistema vigente. Pretenden amedrentar y silenciar a la población con actuaciones contundentes como ésta, pero no nos engañemos, lxs anarquistas tenemos una postura muy clara ante los golpes represivos; la solidaridad y el apoyo mutuo. No nos van a parar, y es de eso de lo que tiene miedo el poder. Es por eso que harán todo lo que esté en su mano para detenernos e imputarnos, nos pegarán, nos amenazarán, pero nunca nos vamos a doblegar ante el avance de un sistema que nos explota y limita nuestras vidas desde la cuna hasta el cementerio.

El avance del fascismo es una evidencia en toda la península, amparados por la tolerancia y la simpatía que el gobierno del PP muestra hacia grupos de extrema derecha, permitiendo manifestaciones y protegiéndolas, dando cabida en ámbitos universitarios a entidades y asociaciones fascistas, reprimiendo el antifascismo y haciendo la vista gorda ante agresiones de grupos neo nazis. Esto no ha sido más que una muestra más, de la cara más cruda del Partido Popular.

Y no solo en Madrid, la caza de brujas comenzaba el pasado día 27 de Noviembre, cuando eran detenidas 7 personas, acusadas de participar en una concentración antifascista en Sevilla, el 29 de octubre, en protesta por la manifestación convocada por el grupo fascista Respuesta Estudiantil, siendo puestas en libertad horas después con cargos de desórdenes públicos. El poder solo quiere un bando en la calle, y éste es el fascista. El que machaca a lxs oprimidxs, a lxs migrantes, a indigentes, a jóvenes luchadores…

Las Juventudes Libertarias de Cádiz, nos solidarizamos con todas las personas que han sido víctimas de esta caza de brujas, en especial a lxs compañerxs de las Juventudes Libertarias de Madrid. Tenemos claro, que si nos tocan a unx, nos tocan a todxs y que haremos todo lo que esté en nuestra mano por extender la solidaridad y el apoyo hacia quienes hoy han sufrido la represión.

Vamos a seguir adelante, junto a lxs compañerxs represaliadxs, junto a lxs presxs, junto a lxs oprimidxs, y junto a quienes luchan por un mundo donde el Estado, el fascismo y el capitalismo no tengan cabida.

Por ello convocamos una concentración el día 4 de diciembre a las 18:00h en la Plaza San Juan de Dios como muestra de solidaridad y a la vez para informar a la población de estos últimos episodios ocurridos.

Imagen

Imagen

 

 

Anuncios

20N CONTRA EL FASCISMO EL NACIONALISMO Y TODA AUTORIDAD

Ante una fecha señalada en la historia reciente del estado español, las Juventudes Libertarias de Cádiz, convocamos esta manifestación con la que se pretende mostrar nuestro posicionamiento en torno a lo que es el antifascismo y el nacionalismo hoy, desde una óptica anarquista.

Nos encontramos ante una situación que nos permite afirmar que de una forma u otra el fascismo, o los grupos fascistas están proliferando a lo largo y ancho de la península ibérica, disfrazados de sindicatos de estudiantes, o partidos democráticos, con discursos populistas y centrándose en el rechazo al inmigrante buscan calar en una sociedad que está sufriendo los ataques del capitalismo.

En tiempos de crisis se muestra como el discurso fascista emerge y por lo tanto el antifascismo repunta de forma automática en respuesta a dicho avance.

En este sentido, grupos de diferente índole ideológica, que van desde el propio anarquismo hasta la socialdemocracia más rancia del PSOE, se agrupan en torno a una supuesta unidad de acción contra el fascismo. Unidad de acción que nada tiene que ver con una organización real, si no como un cortapisas a determinado acontecimiento organizado por algún grupo fascista de los anteriormente señalados. Enfrentamientos en las calles, cargas policiales, detenciones…el antifascismo se queda en un plano peligrosamente estético, que nada se asemeja a las realidades que se vivieron entorno a la II República y la Guerra Civil, o a la conflictividad social del periodo de la Transición.

No dudamos de que el fascismo en la calle es una realidad a combatir, y que probablemente será una amenaza cada vez más palpable, si no se le combate, conforme se recrudezca más si cabe la situación económica y social, pero de ahí a renunciar a principios, tácticas y finalidades con tal de “acabar” con un enemigo supuestamente común…La finalidad es acabar con el fascismo pero…¿con qué fascismo? Nos encontramos ante un ejemplo más de las luchas parciales que la izquierda lleva a cabo y con las que se pretende reformar el sistema vigente y no transformarlo de forma revolucionaria.

Consideramos que el fascismo es un elemento más de un enemigo mucho más dañino, que no es otro que el Estado (siempre de la mano del capitalismo). Un Estado que utiliza el nacionalismo como elemento vertebrador de su razón de existir. Un nacionalismo que el fascismo interpreta de forma que ensalza y justifica el racismo y la discriminación a lo extranjero.

El nacionalismo se convierte por tanto en una herramienta del Estado, y no al revés (nace antes la idea de Estado que de nación). Consideramos por tanto que si el Estado no es necesario, tampoco lo es el nacionalismo, ya que encuadra a un determinado grupo humano dentro de unos límites rígidos que impiden la emancipación real de las personas y de las sociedades. Y si por tanto el fascismo se nutre del nacionalismo para elaborar su discurso discriminatorio, si el nacionalismo se acaba, así lo hará también el fascismo.

No ayudaremos a crear nuevas cadenas aunque sean de oro y diamantes sus eslabones.

Contra toda autoridad, por la lucha de clases y no entre pueblos.

Juventudes Libertarias de Cádiz – FIJL

Imagen